Cómo duermen los caballos

Te has preguntado alguna vez ¿Cómo duermen los caballos? Esos animales tan majestuosos que han formado parte de la historia de la humanidad, cada día nos intrigan y enamoran con su porte, nobleza y fuerza. Pero como todo ser viviente, tienen sus etapas naturales: nacer, crecer, reproducirse y morir. Y durante estas diferentes etapas en algún momento deben dormir ¿cierto? Pero ¿Cómo duermen y descansan los caballos? La respuesta está en algo llamado Aparato de Estancia, “grupo de ligamentos, tendones y músculos que “bloquean” las principales articulaciones de las extremidades del caballo. Es mejor conocido como el mecanismo por el cual los caballos pueden entrar en un sueño ligero mientras están de pie”. (Fuente: Wikipedia)

Los caballos duermen de pie

Como los caballos son animales de presa, no les gusta dormir en el suelo. Debido a su espalda recta, los caballos no pueden levantarse rápidamente. Si un depredador se acerca a un caballo mientras éste está dormido y acostado, es posible que el caballo no pueda levantarse lo suficientemente rápido para escapar.

Gracias a sus patas especializadas, un caballo puede bloquear las rodillas y quedarse dormido de pie, ¡sin caerse! Sin embargo, el hecho de que un caballo esté durmiendo de pie no significa que nunca se acueste. A veces los caballos duermen la siesta acostados durante el día. Esto les da la oportunidad de descansar las piernas. Cuando vea un grupo de caballos acostados, seguro va a encontrar un caballo de pie, cuidando a los demás y vigilando a los intrusos.

Animales que duermen de pie

Para llevar a cabo el truco de dormir de pie, se necesitan piernas que puedan alinearse verticalmente, por lo que no es necesario hacer un esfuerzo muscular para mantenerlas en su lugar. También necesita rodillas que se “queden” en su lugar.

Dormir erguido es ventajoso para los animales grandes ya que al percibir el peligro e intentar escapar, sus movimientos serían lentos, sin poder para asentar sus pies en el suelo por si fueran atacados. Con  los animales más pequeños no ocurre igual debido a la longitud de sus patas supera la que les permite poder asentarlas en el suelo y escapar más fácilmente.

Los Caballos, las cebras y los elefantes duermen de pie. Las vacas también lo hacen y pueden, pero generalmente, ellas eligen dormir acostadas. Algunos pájaros también duermen de pie, como los flamencos, por ejemplo. Estos hermosos animales en salinas cáusticas, donde no hay ningún lugar donde puedan recostarse, de allí a que desarrollaron la habilidad de dormir de pie.

Muchas aves se posan en los árboles por la noche. Estas usan una condición natural  de los tendones de sus patas que hace que su peso corporal aferre sus garras alrededor de la rama. Que esto cuente como estar de pie es una cuestión de semántica ¿no crees?