Enfermedades comunes de los loros

 

 

 

 

 

 

Si tienes un loro en casa es de vital importancia que sepas qué enfermedades puede contraer, cómo actuar ante ellas y cómo prevenirlas. Son animales muy especiales de los que debes estar muy pendiente. Estas son las enfermedades más comunes a las que tendrás que hacer frente en algún momento de su vida.

Las 6 enfermedades de los loros más comunes

Salmonelosis: lo que provoca la salmonelosis en el animal es la diarrea. Esta puede llegar por alimentos contaminados. Revisa que lo que coma o beba tu loro esté siempre en perfectas condiciones. Si, a pesar del extremo cuidado, esto ocurre, es imprescindible que acudas con él al veterinario, que le mandará un antibiótico para acabar con la bacteria.

Coccidiosis: produce la inflamación del intestino, los coccidios se adhieren a las paredes intestinales lo que conlleva una gran diarrea y pérdida de peso. Esto es causado por los parásitos que pueda haber en las jaulas para los loros, por lo que es importante mantenerla siempre limpia.

Parásitos: si son parásitos internos, le provocará diarrea. Si son externos, como ácaros o piojos, para acabar con ellos lo mejor es lavar al loro y utilizar una loción para desparasitarlo. Por supuesto, no olvides limpiar la jaula antes de volver a meter al animal, si no, todo el tratamiento podría no servir de nada.

Colibacilosis: puede provocar la muerte. Es una infección producida por el contacto con un ave infectada que produce en el loro cansancio y pérdida de apetito. Es una enfermedad que se trata con antibióticos.

Pulmonía: causada por el aire y afecta a las vías respiratorias del loro. Como podrás intuir, el loro tendrá secreción nasal y respirará con dificultad. Su salud se reestablecerá con la aplicación de calor mediante lámparas de infrarrojos.

Muda anómala y muda francesa: estas son las enfermedades más extrañas, ya que pueden producir por la soledad que siente el animal, por lo que se arranca las plumas.

¿Cómo actuar ante estos problemas?

Por todo ello, y ahora que sabes que estas dolencias son más comunes de lo que te puedes imaginar, lo mejor que puedes hacer es prevenirlas. Para ello una buena idea puede ser visitar a tu veterinario de confianza para que te de las pautas que crea más convenientes en casa caso. Solo de ese modo podrás hacer que la salud de tu loro no se vea afectado por estos males.